Loading...

Cerámicos

 

Los platos de ducha cerámicos son los platos de ducha “de toda la vida”. Los platos de material cerámico tienen un acabado inalterable y no amarillea por el uso de productos abrasivos o disolventes como la lejía, además de ser la opción más económica.

 

Por el contrario, estos platos de ducha son más pesados y frágiles además de tener una altura media de 10 cm. aunque hoy en día los hay también disponibles con alturas de unos 7 cm. En este tipo de material, no se pueden conseguir las grandes medidas que sí pueden encontrarse en los platos de ducha acrílicos o de carga mineral.