Loading...

Áridos

 

El árido es el material granulado que se utiliza como materia prima en la construcción principalmente. Sirve de base para fabricar la mayoría de los productos para la construcción como cementos, hormigón, morteros, pegamentos, etc.

 

Según su procedencia y método de obtención, los áridos pueden clasificarse en:

 

  • Áridos naturales. Los procedentes de yacimientos minerales obtenidos sólo por procedimientos mecánicos. Están constituidos, a su vez, por dos grandes grupos:
    • Granulares. Tienen forma redondeada, con superficies lisas y sin aristas y se les denomina áridos “rodados”.
    • De machaqueo. Se producen en canteras tras arrancar los materiales de los macizos rocosos y triturarlos, molerlos y clasificarlos. Presentan superficies rugosas y aristas vivas.

 

  • Áridos artificiales. Constituidos por subproductos o residuos de procesos industriales, resultantes de un proceso que comprende una modificación térmica u otras. Son las escorias siderúrgicas, cenizas volantes de la combustión del carbón, fílleres, etc.

 

  • Áridos reciclados. Resultan de un tratamiento del material inorgánico que se ha utilizado previamente en la construcción, por ejemplo, los procedentes del derribo de edificaciones, estructuras de firmes, etc.

 

Aunque las arenas no toman parte activa en el fraguado y endurecimiento del mortero, desempeñan un papel técnico muy importante en las características de este material, porque conforman la mayor parte del volumen total del mortero. Por ello, podríamos decir que la arena es la esencia del mortero.

 

Disponemos de arenas, gravillas y, en general, áridos de todo tipo además de muy diferentes tipos de envases: desde sacos de 20 kg. hasta sacas “big-bag” o camiones propios para la distribución del árido a granel.